tumores-suprarrenales-beningnos-y-malignos

Aproximación al paciente con un tumor suprarrenal

Escrito por:

Dr René Baudrand Biggs

endocrinólogo

Los tumores suprarrenales van en aumento dado el hallazgo incidental en contexto de estudio imagenológico solicitado por otra causa.

 

Incidencia de los tumores suprarrenales

Los tumores suprarrenales han ido en aumento dado el hallazgo incidental en contexto de un estudio imagenológico solicitado por otra causa. Estos llamados “incidentalomas” son frecuentes y su prevalencia aumenta con la edad, llegando hasta un 10% en mayores de 70 años.

 

Al enfrentarse al hallazgo de un incidentaloma los pacientes suelen hacerse dos las preguntas: ¿Se trata de una lesión benigna o maligna? ¿Presenta hiperfunción hormonal (aproximadamente 25-30% de los casos) o se trata de una lesión no funcionante? Y las respuestas son que da un experto en Endocrinología es que, la mayoría de los tumores suprarrenales son benignos y las imágenes actuales son altamente sensibles para detectar malignidad. La segunda pregunta ha generado mayor controversia en la última década y la que habitualmente más dificultad conlleva para el clínico; estudios recientes han asociado la presencia de incidentalomas con secreción leve de cortisol (25% de los casos) a mayor morbilidad cardiovascular e incluso mortalidad.

 

Síntomas de los tumores suprarrenales

Existen tres cuadros clínicos asociados a la presencia de un tumor suprarrenales, tales como:

  1. Síndrome de Cushing (Hipercortisolismo): obesidad, debilidad muscular, hipertensión, osteoporosis y diabete
  2. Feocromocitoma (Adrenalina): Palidez, palpitaciones, cefalea, sudoración, hipertensión, temblor, arritmias
  3. Hiperaldosteronismo primario: Hipertensión a veces severa o en gente joven, potasio bajo, contractura muscular, calambres

Esto implica que un estudio realizado por un endocrinólogo determinará la presencia hiperfuncional hormonal de cortisol, aldosterona o adrenalina y la evaluación de los síntomas. Según la funcionalidad, tamaño y sospecha diagnóstica se determinará el seguimiento expectante, tratamiento médico o resolución quirúrgica, la cual debe ser tomada en un centro especializado y de forma multidisciplinaria con participación de urólogos y radiólogos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso.

Política de cookies