Autoexploración mamaria, una guía simple y práctica de ¿cómo? y ¿por qué?

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

La autoexploración mamaria es una práctica muy importante ya que permite identificar anomalías en los senos. Se debe volver habitual ya que la mayoría de las complicaciones del cáncer de mama se dan por el diagnóstico tardío

Dr. Gerardo Castorena Rojí

exploracion de mamaHoy en día se habla mucho del cáncer de mama y eso tiene una explicación muy sencilla: cada vez es más frecuente escuchar que alguien cercano es diagnosticado con la enfermedad, además de estar constantemente bombardeados con información mediática y social, muchas veces errónea, confusa, amarillista y sensacionalista. Esto sólo trae como consecuencia miedo, lo que hace que las mujeres en vez de crear conciencia, se alejen, no se autoexploren ni se hagan una mastografía y mucho menos acudan al médico para una revisión rutinaria.

El problema básico del cáncer de mama es que en la mayor parte de los casos (70%) es diagnosticado de forma tardía. Esto lógicamente disminuye grandemente las posibilidades de curarlo.

Haciendo la diferencia

El cambio está en las mujeres porque se sabe que una mujer que sabe auto explorarse puede detectar tumores tan pequeños como 1 centímetro, incrementando enormemente las posibilidades de un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado que le permita seguir con su vida, sus metas, sus planes y sus sueños.

¿Y qué es la auto exploración mamaria?

Muy sencillo: consiste en que por medio de la vista y el tacto conozcas tus senos para que, en caso de que aparezca algo anormal, lo detectes de inmediato.

Encontrando la técnica adecuada

Realmente no existe una técnica idónea; la mejor será con la que te sientas cómoda. A continuación  se comparten solo algunos puntos importantes:

  1. Revísate tan sólo una vez al mes, cuando haya terminado el sangrado de tu período menstrual o un día fijo al mes si ya no menstrúas.
  2. La revisión visual se hace frente a un espejo en varias posiciones (no importa, experimenta y ve cuáles te permiten un mejor reconocimiento de tus senos). La idea es que los observes con detenimiento.
  3. Al tocar la mama tienes que hacerlo suavemente con las yemas de los tres dedos centrales de la mano. Si lo haces ejerciendo demasiada presión puedes pasar por alto detalles importantes y te puedes lastimar. No dejes de tocar ninguna parte de tus senos e incluye las axilas. Es mucho más fácil tocarte cuando estás acostada boca arriba.
  4. Presiona suave pero firmemente el pezón para detectar salida de líquido a través de él.

¡Listo! Ya sabes TODO lo que necesitas saber así que empieza cuanto antes. Habla de la auto exploración con otras mujeres, con tu pareja, con tus hijos. El cáncer de mama no es “cosa de mujeres”. Sólo uniendo los esfuerzos de todos podremos darle la vuelta. Únete a nuestra Armada Rosa.

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors
Mastología


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies