Balón Intragástrico Spatz, tratamiento no quirúrgico para la obesidad

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

El sistema de Balón Intragástrico para el tratamiento no quirúrgico de la obesidad Spatz es una solución para los pacientes que sufren de obesidad y en los cuales no es necesaria una intervención quirúrgica o los pacientes no la desean

Dr. Rodríguez Salgado

 

>          Balón gástrico  que dura hasta 1 año

>          Tolerancia y eficacia demostradas.

>          Fabricación siguiendo un proceso patentado que permite una buena homogeneidad de las paredes.

>          Inflado simplificado que válvula que permite ajuste a los 6 meses de acuerdo a la respuesta del paciente

>          Sistema único patentado, práctico y seguro.

>          Biocompatible.

 

Obesidad, enfermedad de difícil manejobypass gastrico

La obesidad es una enfermedad reconocida desde 1998 por la Organización Mundial de la Salud. Sus factores son múltiples (nutricional, psicológico, predisposición genética, cultural, etc.). Por eso el tratamiento médico de esta patología es multidisciplinario y de difícil manejo (estudio SOS).

Las consecuencias de la obesidad son numerosas y a veces mortales: diabetes, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, embolia, cáncer, sin olvidar el verdadero impacto sobre la calidad de vida.

Actualmente México tiene un problema grave de salud por la obesidad. Se considera que alrededor de 50% de los adultos mexicanos tiene cierto grado de sobrepeso u obesidad.

Balón intragástrico Spatz®, tratamiento no quirúrgico de la obesidad

El tratamiento no quirúrgico de la obesidad por medio de la implantación de un balón intragástrico fue reconocido en noviembre de 2004 por la Agencia Nacional de Acreditación de la Salud (ANAES) Francia y actualmente permitido por la FDA de los Estados Unidos de Norteamérica.

Este es un Balón de fabricación Israelí con los más altos estándares de seguridad y calidad para el servicio de la salud.

El principio del balón intragástrico Spatz® es simple: crear un volumen dentro del estómago con el fin de provocar rápidamente la sensación de saciedad, así, gracias a la presencia del balón, usted comerá menos y perderá peso sin frustración dentro del marco del programa multidisciplinario.

Spatz® es un balón inflado con suero fisiológico. Se coloca en la parte alta del estómago y permite un buen vaciado del bolo alimentario. Estimula los mecano-receptores que provocan la sensación de saciedad.

La implantación del balón intragástrico Spatz® tiene una duración de 1  año con la ventaja de poder ser reajustado a los 6 meses por vía endoscópica.

La implantación del balón intragástrico Spatz® responde a 2 prioridades: eficacia en términos de pérdida de peso y comodidad para el paciente.

El concepto Spatz®: tomar a su cargo el programa multidisciplinario y efectuar un seguimiento personalizado

La obesidad se debe a múltiples factores; es por eso que su tratamiento necesita tomar a su cargo el programa multidisciplinario, indispensable para su éxito, así como efectuar un seguimiento personalizado.

Tomar a su cargo el programa multidisciplinario

Gracias a la presencia del balón intragástrico Spatz®, rápidamente tendrá una sensación de saciedad después de tomar sus alimentos. Esto le permitirá concentrarse en  otros aspectos de la obesidad:

  • Dieta: Estructuración de su esquema alimentario, investigación dietética precisa y la puesta en práctica de un programa hecho a su medida en función de sus hábitos de vida, sus exigencias profesionales y sus gustos (nutricionales y dietéticos)
  • Enfoque psicológico del comportamiento: Estudio de su comportamiento alimentario en función de sus emociones, del contexto en el que se encuentra cuando toma sus alimentos (psicológico, nutricional).
  • Práctica de deportes: Volver a tomar de manera progresiva la práctica de algún deporte (caminar, bicicleta, natación).

Se trata de reunir alrededor de usted un grupo competente con el fin de permitirle tener éxito en su objetivo: pérdida de peso de manera duradera.

Un seguimiento personalizado y regular

* Por su gastroenterólogo

Su gastroenterólogo hará un seguimiento con regularidad durante los 12 meses posteriores a la implantación. Efectuará todos los controles que sean necesarios con el propósito de asegurarse de que su estómago tolera perfectamente el balón intragástrico Spatz®. De igual manera, verificará que usted no sufra una mala nutrición o anemia relacionada con una pérdida rápida de peso.

* Por el grupo multidisciplinario

El grupo multidisciplinario estará a su lado durante todo el tiempo de la implantación del balón intragástrico Spatz® y después de su extracción, con el fin de acompañarlo en todo el proceso de su adelgazamiento y estabilización.

Resultados

El balón intragástrico se implanta con una duración de 12 meses. El promedio de pérdida de peso constatado por la literatura científica es de 15 a 30 kg, según las características de cada paciente. Su éxito depende del seguimiento de su programa multidisciplinario. En efecto, el balón es una ayuda en su proceso de adelgazamiento, no es una varita mágica.

¿Quién se beneficia con el balón intragástrico Spatz®?

El balón intragástrico Spatz® es un dispositivo temporal en el que la utilización es 12 meses y que tiene la ventaja de poder ser ajustado a los 6 meses de acuerdo a la respuesta de cada paciente.

Está destinado a permitirle perder peso cuando un programa de adelgazamiento supervisado no ha sido suficiente. Se puede aplicar en pacientes de 18 a 55 años, fuera del periodo de embarazo o de amamantamiento, dentro de las siguientes indicaciones:

1. Los pacientes que presentan una obesidad (IMC de 30 a 40) responsable de riesgos médicos graves.

2. Los pacientes portadores de diabetes tipo 2, difícil de equilibrar debido al sobrepeso.

3. Pacientes con una indicación de cirugía de la obesidad (IMC superior a 40 o IMC superior a 35 con factores de comorbilidad grave) pero que tienen un riesgo quirúrgico importante o rechazan la cirugía.

4. Utilización preoperatoria en caso de una gran obesidad dentro del objetivo de disminuir el riesgo quirúrgico por una reducción ponderal parcial.

En todos los casos, la colocación del balón intragástrico debe estar acompañada de consignas dietéticas y de un seguimiento médico.

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies