Coronavirus (COVID-19): consulta toda la actualidad en la página web oficial Saber más

Día Mundial de la Hemofilia, crear conciencia sobre la enfermedad

Publicado el: 16/04/2020
Editado por: TOP DOCTORS®

Esta enfermedad se caracteriza por evitar que la sangre coagule de forma correcta, lo cual se debe a que el líquido vital carece de la proteína factor de coagulación, provocando que la persona sangre de forma repentina y en abundancia. Es un padecimiento crónico que progresa continuamente. 


¿Por qué se celebra?

El Día Mundial de la Hemofilia se celebra cada año el 17 de abril, la Federación Mundial de la Hemofilia proclamó este día debido a que es la fecha del nacimiento de su fundador Frank Schnabel. El objetivo del día es crear conciencia sobre la enfermedad, compartir avances científicos y nuevas formas de tratamiento.


La Hemofilia: Una enfermedad muy peligrosa

La Hemofilia es congénita y se hereda de madre a hijos varones, las mujeres solo son portadoras del gen, aunque pueden desarrollar la enfermedad, pero de una forma menos agresiva. En los varones se presenta más grave.


La enfermedad está ligada al cromosoma X. Las mujeres tienen dos cromosomas X, mientras que los hombres tienen solo uno más un cromosoma Y. Cuando un hombre tiene su cromosoma X afectado, padecerá la enfermedad; una mujer es portadora si solo tiene un cromosoma X afectado, pero no desarrolla la enfermedad. La Hemofilia afecta a 1 de cada 10.000 nacidos.


Tipos de Hemofilia

Se tienen identificados tres tipos de Hemofilia: A, B y C. La Hemofilia A y B se caracterizan por generar grandes hematomas y sangrados intramusculares. El sangrado suele ser abundante en heridas leves como cortadas e intervenciones odontológicas y quirúrgicas. Sólo la desarrollan los varones. Mientras que, la Hemofilia C es menos frecuente, siendo causada por la conjunción de dos genes dañados y es casi exclusiva de un grupo étnico de Europa del Este. En este tipo se presentan hemorragias nasales abundantes y la menstruación también se hace copiosa. Los síntomas no son tan agresivos como en los tipos A y B.


Tratamientos para la Hemofilia

El tratamiento para este trastorno consiste en inyectar factores de coagulación directo a la sangre del paciente. Estos factores son fabricados comercialmente y existen dos tipos.


1- Los fabricados a partir de plasma sanguíneo: El plasma humano se somete a pruebas para detectar el virus, después se separan de él las proteínas, anticuerpos y los factores de coagulación, éstos último se procesan y se congelan para ser vendidos después.


2- Concentrados de factores de la coagulación recombinados: Se fabrican gracias a la ingeniera en ADN, y pasan por un proceso para que no puedan transmitir ningún tipo de virus.


La Federación Mundial de la Hemofilia invita siempre a las personas a conocer más sobre este padecimiento y a realizar donaciones para continuar con las investigaciones para el tratamiento o curación de esta rara enfermedad.  

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Política de cookies