sustituir el huevo en la dieta

El huevo en la dieta: ¿realmente es tan malo como dicen?

Extracto: De toda la vida se ha tenido la creencia de que el huevo es muy dañino para la salud. Hoy, un estudio relaciona a este alimento esencial en la dieta diaria con algunos problemas de salud, pero con sus limitantes.

 

Mortalidad cardiovascular

Recientemente se realizó un seguimiento a más de 29 mil estadounidenses por 31 años que ha arrojado que “los hallazgos de este estudio son observacionales y no permiten establecer causalidad”, es decir, que un nuevo estudio publicado en la revista JAMA relacionó el consumo de huevos, y el colesterol de los mismos, con la mortalidad cardiovascular. Pero la investigación, si bien ha observado un ligero aumento en el riesgo cardiovascular en quienes comen más huevos, ha consistido en una correlación entre dos variables (huevos y riesgo cardiovascular), es decir, que no se aumenta en aquellos que no presentan un riesgo significativo.


Hay que apuntar que se deben tomar en cuenta muchos factores, por ejemplo, a fines del siglo pasado los estudios observacionales decían que las mujeres que seguían la terapia hormonal sustitutiva presentaban un menor riesgo cardiovascular. Pero, lo que no decían, es que dichas mujeres pertenecían a niveles socioeconómicos más altos y seguían estilos de vida más saludables. Cuando se realizaron ensayos controlados y aleatorios se supo que la terapia hormonal sustitutiva aumentaba el riesgo cardiovascular, así que si le aumentaban la ingesta de huevo el riesgo era mayor.

Alrededor del huevo se ha generado bastante controversia. Por años se ha aconsejado no consumir cierta cantidad a la semana para conservar la salud cardíaca, aunque la Universidad de Harvard dice que “una ingesta baja a moderada de huevos no se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular en personas sanas”, entonces ¿qué pensar sobre el huevo?


¿Es mayor la correlación entre el consumo de huevos y la mortalidad cardiovascular en el nuevo estudio de JAMA? “No, es modesta”, así lo afirma el doctor Robert H. Eckel en un editorial que acompaña al estudio. El estudio siguió a los comensales y se les hicieron preguntas sobre su dieta, lógicamente en 30 años dicha dieta habrá cambiado, pero la idea era ver qué tanto consumían huevo (incluyendo si eran solos o en mezclas como pasteles, galletas y panes, se tomaba en cuenta todo tipo de alimento que incluyera huevo).


Por sí solos no son malos

Durante el 2014, la revista Annals of Internal Medicine, analizó más de 70 estudios de universidades como Oxford, Cambridge y Harvard. El resultado fue que no había pruebas suficientes para decir que las grasas en el huevo eran tan malas. En palabras del doctor Walter Willett, uno de los máximos referentes mundiales de nutrición: "Una dieta rica en alimentos de origen vegetal y con menos alimentos de origen animal confiere beneficios tanto para la mejora de la salud como para el medioambiente".


Otro estudio realizado en la Universidad de Finlandia Oriental y publicado en la revista Molecular Nutrition and Food Research, menciona que el comer un huevo al día se asocia con un perfil de metabolitos sanguíneos que conlleva con un menor riesgo de diabetes tipo 2. Según el cardiólogo Francisco López-Jiménez en la página web de la Clínica Mayo, en Estados Unidos menciona, que “la mayoría de las personas en estado saludable pueden comer hasta siete huevos a la semana sin que esto aumente el riesgo de enfermedades del corazón”.


A pesar de todo no toda la culpa es del huevo, es decir, aunque tiene cierta cantidad de colesterol, también debe tomarse en cuenta la presencia de azúcar y grasas en los alimentos. El Departamento de Nutrición de la Universidad de Harvard insiste en que “estos hallazgos deben interpretarse en el contexto de varios estudios previos, que han demostrado que una ingesta baja a moderada de huevos no se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular en personas generalmente sanas”. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso.

Política de cookies