Lesiones deportivas, algunas recomendaciones durante su tratamiento

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

El sobreuso, por lo general, tiene que ver con un entrenamiento mal planificado. Una lesión deportiva mal tratada o no revisada a tiempo tiene como consecuencia dolor crónico o fibrosis en la zona de lesión.

Dr. José Rolando Flores Lázaro

Las lesiones deportivas se clasifican en dos grupos: agudas, producto de un trauma directo; y las que son por repeticiones de ejecuciones, es decir, las que surgen por sobreuso y pueden convertirse en un mal mayor como la tendinitis o la tendinosis.

La mayoría de las lesiones que atiende la medicina del deporte pertenecen al segundo grupo. Las lesiones por actividades de repetición surgen porque el cuerpo no puede adaptarse a este tipo de actividades, primero se genera inflamación y luego puede haber microrupturas, hasta llegar a una lesión mayor.

El sobreuso, por lo general, tiene que ver con un entrenamiento mal planificado, horas de sueño no adecuadas, mala nutrición o mala técnica de ejercicio. Estos factores, sí son potencialmente prevenibles junto con una evaluación cuidadosa del plan de ejercicio y de la recuperación, así como de la nutrición.

Algunos padecimientos relacionados con el sobreuso

Las lesiones por sobreuso tienen que ver con actividades repetitivas y pueden generar tendinitis cuando está en las primeras etapas, o bien, tendinosis, cuando ya es crónica.

Los tratamientos de lesiones deportivas dependerán del tipo de lesión. En las primeras etapas de una afectación por sobreuso se recomienda, en primer lugar, la disminución del ritmo del ejercicio o, en determinado caso, el cese de la actividad.  

Si se trata de una lesión aguda es recomendable poner un vendaje compresivo, hielo y consumir antiinflamatorios por un periodo corto. Una vez que pase esta primera etapa en donde el dolor ha disminuido se pueden usar medicamentos o también aparatos que aceleren el proceso de recuperación como ultrasonido, termoterapia superficial o electroterapia. Una vez que pase esta primera fase, donde no hay edema, inflamación y la movilidad es normal, se requiere de una rehabilitación funcional.

Una lesión deportiva mal tratada o no revisada a tiempo tiene como consecuencia dolor crónico o fibrosis en la zona de lesión, lo que provocará que el atleta no pueda desempeñarse al mismo nivel que antes. Por eso es importante un tratamiento oportuno y completo.  

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors
Medicina del Deporte


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies