Lupus. Un padecimiento provocado por nuestro sistema inmune

Escrito por: Dr. Mauricio Adolfo Vera Recabarren
Publicado: | Actualizado: 13/07/2018
Editado por: Top Doctors®

Las causas del lupus eritematoso son complejas y multifactoriales, es decir, surgen de la interacción de factores genéticos y factores adquiridos de forma externa.                                                                                                                                          Dr. Mauricio Adolfo Vera Recabarren   

¿Qué es el Lupus?

El lupus eritematoso es una enfermedad crónica, en la cual el sistema inmunitario del cuerpo ataca por error al tejido sano (afectando la piel, las articulaciones, los riñones, el cerebro y otros órganos), así los síntomas son muy variables, y van desde la forma localizada en la piel hasta el daño a nivel sistémico. Asimismo, el compromiso cutáneo ocurre en el 70% a 85% de todos los pacientes que presentan este padecimiento.

Las causas del lupus eritematoso son complejas y multifactoriales, es decir, surgen de la interacción de factores genéticos y factores adquiridos de forma externa:

  • Predisposición genética: Es la mayor causa de riesgo en el lupus eritematoso sistémico.
  • Factores ambientales: Tanto la luz natural como las formas artificiales de radiación ultravioleta pueden precipitar el lupus.
  • El tabaquismo: Ha sido implicado como un desencadenante del lupus cutáneo crónico y del lupus sistémico.
  • Estrógenos: Debido a que existe una mayor presencia de lupus, según la población afectada, se ha sugerido que los estrógenos (hormonas femeninas) pueden ser una causa de esta enfermedad. Las mujeres premenopáusicas tienen mayores niveles de estrógenos y también una mayor incidencia de lupus sistémico al compararse con varones (9:1).

Signos, síntomas y tratamiento

El paciente debe asistir a consulta médica cuando existan lesiones en la piel (rojeces o placas) provocadas por exposiciones solares o por luz artificial que no mejoran en el transcurso de varios días. Estas pueden aparecer en la cara, cuero cabelludo, brazos, cuello, escote y piernas.

Generalmente en el diagnóstico del lupus eritematoso está el antecedente de una exposición solar previa a la aparición de las lesiones en la piel.  

Por otra parte, el tratamiento va a depender del tipo de lupus en cuestión. En el caso, del lupus cutáneo, lo primero es prevenir la exposición solar con el uso de fotoprotectores solares. El tratamiento tópico es con corticoides tópicos, tacrolimus o pimecrolimus (cremas u ungüentos para mejorar las lesiones de la piel), en los casos más leves. El tratamiento sistémico es con antipalúdicos (Hidroxicloroquina, Cloroquina). En casos más severos de lupus, se pueden utilizar tratamientos inmunosupresores (que inhiben uno o más componentes del sistema inmune que ocasionan la enfermedad).

Datos importantes del padecimiento

  • Edad promedio en el que se presenta el padecimiento: El lupus cutáneo agudo tiene una predilección por pacientes en la tercera década de la vida y frecuentemente se asocia a un lupus sistémico activo. Por otra parte, la edad promedio de inicio de lupus cutáneo subagudo o crónico ocurre entre la cuarta y la quinta década. Sin embargo, puede tener presencia antes de dichas edades.
  • Mitos más comunes acerca del Lupus Eritematoso: Los pacientes siempre se asustan cuando escuchan sobre el lupus, piensan que la mayoría va a hacer una enfermedad sistémica. Esto depende del tipo de lupus cutáneo. En el caso del lupus cutáneo crónico, el riesgo es bajo, entre 5 y 15% de los casos, y según se diagnostique si está localizado o generalizado. No obstante, cuando el lupus cutáneo es subagudo,  el riesgo de desarrollar una enfermedad sistémica es de cerca del 50%, pero afecta en forma más leve al sistema,  predominando la sintomatología articular y músculo esquelética. En el caso del lupus cutáneo agudo, casi el 100% de los casos va a evolucionar a una enfermedad sistémica y la sintomatología va a ser más agresiva y como se mencionó en un inicio puede afectar al riñón, el cerebro u otros órganos.

Para todos:

Es muy importante usar protector solar para prevenir la aparición de las lesiones del lupus y si éstas aparecen, el paciente debe consultar con un especialista en dermatología para iniciar el tratamiento respectivo.

Por Dr. Mauricio Adolfo Vera Recabarren
Dermatología

El Dr. Mauricio Adolfo Vera Recabarren, se tituló como Médico- Cirujano en la Universidad de Chile en enero de 1996. Realizó la especialidad de Dermatología Médico-Quirúrgica y Venereología en el Hospital Clínic de la Universidad de Barcelona en España. Posteriormente, en el año 2014, finalizó su Doctorado en Medicina, en la misma universidad. La Tesis Doctoral fue sobre lupus cutáneo.  

El Dr. Verá, realizó una estancia en el Centro Médico Teknon (Sistemas de luz para el tratamiento de lesiones vasculares y pigmentadas, fotorejuvenecimiento, fotodepilación y terapia fotodinámica) en Barcelona, España. Ha sido revisor de diversas revistas sobre la especialidad (Revista de la Academia Europea de Dermatología y Venereología, Revista Británica de Dermatología y Venereología). Fue Coordinador del Servicio de Dermatología de la Clínica Indisa. Actualmente se desempeña como Profesor Asociado Adjunto de Medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad Andrés Bello, Campus Clínica Indisa.

El Dr. Vera es experto en el tratamiento del Lupus cutáneo, Cicatrices de acné y Queloides. Es un médico del más alto nivel no sólo por su calidad académica, sino por el seguimiento que le da a sus pacientes. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies