perforacion-de-timpano-recuperacion

Perforación de Tímpano: ¿Qué debe hacer el paciente?

Escrito por:

Dr Tomás Ernesto Labatut Pesce

otorrinolaringólogo

Una perforación en el tímpano hace que este pierda la función de barrera contra el agua y el exterior, así como su rol de transmisión del sonido hacia la cadena de huesecillos.

 

Causas de una perforación del tímpano

La causa más frecuente de la perforación de tímpano es la otitis de repetición, sobre todo durante la infancia. Existen niños que tienen una predisposición a tener infecciones recurrentes en los oídos. Uno de los mecanismos naturales que tiene el oído para resolver la infección u otitis media, es la perforación del tímpano.

Normalmente dicho tímpano perforado cicatriza solo y no hay problema. Sin embargo, existen pacientes donde este tema es recurrente, ya que el tímpano no es capaz de regenerar y cicatrizar correctamente. Las otras causas de perforación son producto de un traumatismo o en casos en que existen alteraciones de las presiones en el oído medio.

 

Los signos de alerta son la entrada de agua y pérdida de audición. Cuando esto sucede se debe acudir con un especialista en Otorrinolaringología.

 

Tratamiento: Timpanoplastía

La timpanoplastía es la técnica que se utiliza para reparar la membrana timpánica e intentar restablecer la audición cuando esto es posible. Lo importante es conseguir cerrar la perforación del tímpano mediante la colocación de un injerto que hace de parche. Esto busca restaurar la barrera protectora entre el oído medio y el oído externo y así conseguir que el paciente tenga un oído seco, libre de infección, con la posibilidad de mojarlo y hacer una vida acuática normal.

Antiguamente existía el mito que las perforaciones grandes no se podían cerrar o que la cirugía tenía malos resultados. Hoy día gracias al avance de la microcirugía, endoscopia del oído medio y el tratamiento de la disfunción de la trompa de eustaquio mediante dilatación con balón, los resultados son muy buenos. Por lo general la mayoría de los pacientes consiguen cerrar la perforación teniendo un oído seco y resistente al agua en más del 90% de los casos. 

 

¿Qué sucede si no se cura?

Si la perforación es por otitis en la infancia u otras infecciones y/o lleva más de 3-6 meses, no sanará espontáneamente, solo con cirugía. En los casos de las perforaciones por traumatismo el tiempo de espera debe ser a lo menos 3 meses ya que en esta situación la sanación con cierre de la perforación es más probable.

 

El tener un tímpano perforado va dañando irreversiblemente el caracol u oído interno, agravando la sordera. Así mismo la perforación impide la posibilidad de adaptar un audífono en ese oído ya que el éste hace que se acumule humedad, se perpetúa la infección y persiste la supuración.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso.

Política de cookies