Presbicia, un padecimiento visual progresivo

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

La presbicia es la incapacidad progresiva de lograr el enfoque cercano. Es un proceso normal, que generalmente empieza a suceder alrededor de los 40 años de edad y que se incrementa paulatinamente hasta los 60 años. El tratamiento más sencillo es  la correcta prescripción y uso de lentes para visión cercana.

enfermedades de los ojosDr.  Juan Manuel Paulín Huerta

La presbicia es la incapacidad progresiva de lograr el enfoque cercano. Es un proceso normal, que generalmente empieza a suceder alrededor de los 40 años de edad y que se incrementa paulatinamente hasta los 60 años. 

Causas

Hay distintas teorías que explican este fenómeno. Dentro de cada ojo existe un lente que se llama cristalino. Este es un lente dinámico que puede ensancharse o adelgazarse, permitiendo el enfoque a distintas distancias.

El cristalino está siempre en crecimiento y al paso del tiempo sufre también un endurecimiento progresivo. La presbicia se debe principalmente a la combinación del endurecimiento del cristalino y al aumento de volumen que impiden cambiar su forma y capacidad de enfoque.

El cristalino también pierde su transparencia de manera progresiva. Cuando esto sucede lo llamamos catarata.

Síntomas y diagnóstico

Los síntomas iniciales suelen hacerse evidentes en la lectura, siendo necesario alejar un poco los textos, incrementar el tamaño de la letra de lectura y requerir de una buena iluminación para lograr el enfoque cercano. En algunas ocasiones puede haber fatiga visual y dolor de cabeza.

El diagnóstico se realiza en una valoración oftalmológica, donde se realizan pruebas de visión y graduación a distintas distancias y se determina la presencia y magnitud de la presbicia, así como su probable asociación a otras condiciones oculares.

Un tratamiento sencillo

El tratamiento más sencillo es la correcta prescripción y uso de lentes para visión cercana. Es importante hacer una valoración visual para determinar la presencia de alguna otra posible alteración ocular y corregir cualquier defecto de visión lejana de manera independiente a cada ojo, para así poder hacer un ajuste preciso de graduación en la visión cercana, de acuerdo a la edad del paciente.

¿Tiene cura?

Sí, tiene cura. Actualmente existen diversos procedimientos quirúrgicos que permiten lograr de nuevo el enfoque cercano. Van desde cirugía láser hasta la colocación de lentes intraoculares multifocales. Estos procedimientos deben personalizarse de acuerdo a los antecedentes, graduación, condiciones oculares y sistémicas, e incluso la personalidad de los pacientes. Algunas personas son candidatas para distintos procedimientos. Algunos otros sólo para un tipo específico de tratamiento. En la gran mayoría el resultado visual es altamente satisfactorio.

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors
Oftalmología


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies