Coronavirus (COVID-19): consulta toda la actualidad en la página web oficial Saber más

¿Qué consecuencias trae una mala postura?

Publicado el: 27/02/2020
Editado por: TOP DOCTORS®

El dolor de espalda, cuello y cabeza sólo son algunas de las consecuencias que puede ocasionar una mala postura. Entre las más graves están las lesiones en las vértebras cervicales, escoliosis o cifosis.


¿Cómo te posicionas?

La postura corporal se refiere a cómo se relacionan, mantienen y posicionan las extremidades, músculos, tronco del cuerpo y articulaciones, mediante la sensibilidad cinestésica y el sentido del equilibrio. Es decir, se refiere a la posición del cuerpo humano. Puede haber una posición determinada para cada acción diaria: caminar, sentarse, dormir, al levantar peso o simplemente, al quedarse parado. 


Especialistas aseguran que una postura correcta implica una alineación proporcional y simétrica de los segmentos corporales en relación con el eje de gravedad. Es decir, tener las orejas, los hombros y las caderas en una línea recta. Siendo así, la tensión y rigidez será mínima y su eficacia, máxima.


Tipos de posturas

Están identificados dos tipos de postura: dinámica y estática. La primera es cuando el sujeto se encuentra erguido o caminando. Los hombros permanecen alineados y hacia atrás, la cabeza está recta y el mentón ligeramente levantado.


La postura estática se adopta cuando la persona permanece sentada, realizando alguna actividad que lo requiera, como estar al frente de una pantalla o estudiando. La espalda debe encontrase recargada en el respaldo de una silla y los hombros hacia atrás. También debe procurarse que la pantalla del ordenador este a la altura de los ojos, para no forzar el cuello.


Dolores y enfermedades que causa

El dolor de espalda, cuello y cabeza sólo son algunas de las consecuencias que puede ocasionar una mala postura. Entre las más graves están las lesiones en las vértebras cervicales, escoliosis o cifosis. La escoliosis genera una curvatura en la columna vertebral de lado a lado en forma de S o C. Al contrario de ésta, la cifosis hará que la columna haga una curvatura hacia delante.


Las lesiones cervicales se identifican en la estructura del cuello. Si el dolor es muy agudo, puede llegar a convertirse en una tortícolis, que es cuando la postura del cuello se desvía hacia un lado. El malestar puede identificarse de leve hasta intenso e incapacitar al paciente. Es importante acudir a un especialista para que pueda identificar el tipo de lesión y con ello prescribir el tratamiento adecuado.


¿Por qué te paras mal?

Hoy en día es común tener una inadecuada posición durante las tareas diarias del hogar, en horas laborales o mientras se duerme. Cada vez son más comunes las molestias en la espalda y el cuello, devenidas del uso prolongado de celulares o de la computadora usada en el trabajo.


Entre otros posibles factores están el sedentarismo y con ello la obesidad, ya que los músculos no reciben tensión y hacen que la espalda sea llevada hacia el frente debido al peso del abdomen y pechos. La posición inadecuada está también relacionada con hernias discales, cervicales y en casos más severos, cáncer.


¿Cómo corrijo mi postura?

El ejercicio ayudaría a mantener en forma a los músculos de la espalda, de la pelvis y el abdomen.  Un control de peso y dieta complementaría a la disminución del sobrepeso y la obesidad, ocasionando que se aligere el peso de carga de la espalda. Una modificación en el calzado por unos zapatos más cómodos también sería de gran ayuda, evitando los de tipo alto o modelos rígidos.


Los estiramientos, caminatas diarias y continuos cambios de postura a lo largo del día podrán aliviar la tensión que comúnmente recae en la espalda. Hoy en día, el dolor en esta zona del cuerpo es de las principales consecuencias del estrés laboral, por ello es necesario tener siempre en cuenta la postura del cuerpo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Política de cookies