Retinopatía, enfermedad muy relacionada con la diabetes

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

La retinopatía diabética es una enfermedad que afecta la retina y puede ser grave en sus estadíos finales. El paciente diabético debe tener un control riguroso de los cambios que pasan en su cuerpo por el alta de azúcar

retinopatia diabeticaDr. Adolfo Peña Aceves

La retinopatía diabética es una enfermedad que afecta a pacientes con diabetes mellitus y que debe ser atendida por un oftalmólogo. La retina es la parte interna del ojo y es, básicamente, como un papel tapiz que recubre la parte interna del ojo.

La causa, como su nombre lo dice, es la diabetes. En sí el azúcar alta en las arterias y las venas produce daños en las mismas, que dejan pasar el contenido de las arterias y las venas hacia afuera, hacia la retina, dejan pasar líquido y contenido de las arterias y la sangre, lo que produce cambios leves como hemorragias o inflamaciones, esto en sus estadios iniciales, en los estadios finales puede producir alteraciones severas como hemorragias dentro del ojo, desprendimientos de retina y fibrosis, que ya no se puede tratar.

Base del tratamiento de la retinopatía diabética

El tratamiento consiste en controlar todos los cambios que están pasando provocados por el alta de azúcar en los pacientes con diabetes, en los estadios tempranos el control de esta azúcar es el tratamiento ideal pero en estadios más severos uno de los tratamientos es con láser, que sirve para cauterizar los vasos sanguíneos que están dejando pasar el líquido y la sangre.

En ocasiones se tienen que poner inyecciones dentro del ojo que controlan la inflamación que están causando todas estas alteraciones y también, en ocasiones, se necesitan hacer cirugías para controlar las hemorragias que hay y los demás cambios que pueden aparecer.

Durante la diabetes, la cura depende del estadio de la enfermedad

La retinopatía diabética, en estadios muy tempranos, puede tener una reversibilidad, es decir, si se controla el azúcar en la sangre los cambios pueden quitarse y quedar un ojo normal como antes estaba, pero en estadios más severos ya las alteraciones que se tienen en la retina no tienen vuelta atrás, se pueden controlar pero la secuelas no se pueden quitar.

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors
Oftalmología


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies