Tratamientos para combatir el cáncer de mama

Tratamientos para combatir el cáncer de mama

Escrito por: Top Doctors®
Publicado: | Actualizado: 26/07/2018
Editado por: Top Doctors®

Existen una serie de tratamientos los cuales se basan en el tipo de cáncer, el estadio, tamaño y grado nuclear, entre otros. Se dividen en cirugía de cáncer de mama, terapias de radiación, quimioterapia y terapia anti hormonal.

Dr. Fernando Cordera González de Cosío

que es el cancer de mama

No todos los tumores de mama se tratan de la misma forma. En años recientes se ha descubierto que cada tumor tiene sus propias características y que cada tumor responde en forma distinta a los diferentes tratamientos con base en estas características. Una vez hecho el diagnóstico del cáncer de mama a través de la biopsia y de discutir el caso de manera multidisciplinaria entre varios especialistas, se determina el tratamiento de cáncer de mama basado en: el tipo de cáncer de mama, su estadio y grado nuclear, su tamaño y si las células cancerosas son sensibles a las hormonas.

El médico también considera el estado general de salud y las propias preferencias de cada paciente.

La mayoría de las mujeres se someten a cirugía para el cáncer de mama y también reciben un tratamiento adicional antes o después de la cirugía, como quimioterapia, terapia antihormonal y/o radioterapia. 

Cirugía de cáncer de mama

Las principales operaciones utilizadas para tratar el cáncer de mama incluyen:

Extracción del cáncer de mama (tumorectomía). También llamada cirugía conservadora o cirugía con preservación de mama o escisión local amplia.  El cirujano extirpa el tumor y un pequeño margen de tejido sano circundante. Esta operación es típicamente reservada para los tumores más pequeños.      

La escisión de toda la mama (mastectomía). La mastectomía es una cirugía en la que se extirpa todo el tejido mamario. En la mastectomía se elimina prácticamente todo el tejido mamario – los lobulillos, los conductos, el tejido graso asociado y un poco de piel, incluyendo el pezón y la areola (mastectomía simple). En una mastectomía conservadora de piel, la piel sobre la mama se deja intacta para mejorar la reconstrucción y la apariencia. Dependiendo de la ubicación y el tamaño del tumor, el pezón también puede ser preservado.

La resección de un número limitado de ganglios linfáticos (biopsia del ganglio centinela). Para determinar si el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos, el cirujano le explicará el papel de la extirpación de los ganglios linfáticos, que son los primeros en recibir el drenaje linfático de su tumor. Si no se detecta cáncer en los ganglios linfáticos, la probabilidad de encontrar cáncer en cualquiera de los ganglios linfáticos restantes es pequeño y por lo tanto ya no son resecados.

La resección de varios ganglios linfáticos axilares (disección de ganglios linfáticos). Si se encuentra cáncer en el ganglio centinela, el cirujano le explicará el papel de la extirpación de los ganglios linfáticos adicionales en la axila.      

La extirpación de ambos senos. (mastectomía bilateral) Algunas mujeres con cáncer de mama pueden escoger retirar también la otra mama aunque esta esté sana o sin evidencia de tumor (mastectomía contralateral profiláctica). Generalmente escogen hacer esto si tienen un riesgo mayor de desarrollar cáncer en la otra mama debido a una predisposición genética o antecedentes familiares. Aunque es importante recalcar que la mayoría de las mujeres con cáncer de mama en una mama nunca desarrollarán cáncer en el otro seno.

Algunas mujeres deciden hacerse una reconstrucción de la mama después de la cirugía. Para esto generalmente se involucra a un cirujano plástico antes de la cirugía para cáncer de mama. Las opciones de reconstrucción pueden incluir: un implante mamario (de agua o de silicón).  Estas operaciones se pueden realizar en el momento de la mastectomía o en una fecha posterior.

Terapia de radiación

La radioterapia utiliza rayos de alta potencia de energía, tales como rayos X, para destruir las células cancerosas. Para dar la radioterapia se suele hacer uso de una máquina que dirige los rayos de energía hacia el cuerpo de la paciente (radioterapia externa). Sin embargo, la radiación también se puede hacer mediante la colocación de material radiactivo dentro de su cuerpo (braquiterapia). La radioterapia externa se utiliza comúnmente después de una cirugía conservadora de mama para el cáncer de mama en estadio temprano.

Los médicos también pueden recomendar la terapia de radiación a la pared torácica después de la mastectomía para el cáncer o cánceres de mama más grandes que se han diseminado a los ganglios linfáticos. Los efectos secundarios de la radioterapia incluyen fatiga y una erupción roja, similar a quemadura solar en el sitio donde se recibe la radiación. El tejido mamario también se puede hinchar o hacer fibroso. En raras ocasiones, pueden ocurrir problemas más graves, como daño al corazón o a los pulmones o, muy raramente, un segundo cáncer en la zona tratada.

Quimioterapia 

La quimioterapia utiliza medicamentos para destruir las células cancerosas. Si el cáncer tiene un alto riesgo de volver o propagarse a otra parte de su cuerpo, el médico puede recomendar quimioterapia para reducir la probabilidad de que el cáncer reaparezca. Esto se conoce como quimioterapia sistémica adyuvante.  La quimioterapia se administra a veces antes de la cirugía en mujeres con tumores de mama más grandes. El objetivo es reducir un tumor a un tamaño que hace que sea más fácil de eliminarlo con cirugía. La quimioterapia también se utiliza en mujeres cuyo cáncer ya se ha extendido a otras partes del cuerpo. La quimioterapia se puede recomendar para tratar de controlar el cáncer y disminuir los síntomas que el cáncer está causando.  Los efectos secundarios de la quimioterapia dependen de los medicamentos que se utilicen, los más comunes incluyen pérdida del cabello, náusea, vómito, fatiga y un mayor riesgo de desarrollar una infección. Efectos adversos menos comunes pueden incluir: menopausia prematura, infertilidad, daño al corazón y los riñones, daño a los nervios, y, en muy raras ocasiones, cáncer de células de la sangre.

La terapia antihormonal 

La terapia antihormonal o terapia de bloqueo hormonal se utiliza a menudo para tratar los cánceres de mama que son sensibles a las hormonas. Los médicos a veces se refieren a estos tipos de cáncer como cáncer de receptor de estrógeno positivo (ER positivo) y de receptor de progesterona positivo (PR positivos).

La terapia antihormonal puede ser utilizada después de la cirugía u otros tratamientos para disminuir la probabilidad de que su cáncer regrese. Si el cáncer se ha diseminado, la terapia hormonal puede reducir el tamaño y controlarlo. Los tratamientos que se pueden utilizar en la terapia hormonal incluyen: Medicamentos que impiden que las hormonas se adhieran a las células cancerosas.

Medicina alternativa

No hay tratamientos de medicina alternativa hayan demostrado curar el cáncer de mama. Sin embargo, las terapias de medicina complementaria y alternativa pueden ayudar a lidiar con los efectos secundarios del tratamiento cuando se combina con la atención profesional de su médico. 

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors
Oncología Médica


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies