Sedación consciente

Especialidad en Odontología y estomatología

La sedación consciente consiste en aplicar al paciente un sedante, para que se relaje, y un anestésico para paliar el dolor cuando el odontólogo está interviniendo en la boca del paciente. Se suele utilizar para que el paciente se encuentre menos tenso y para que el profesional pueda trabajar mejor y más calmado. Los efectos de la anestesia no duran mucho, por lo que el paciente puede retomar fácilmente sus actividades cotidianas. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso.

Política de cookies