Tratamiento con morfina

Especialidad de Terapia del Dolor

El tratamiento con morfina reduce la intensidad del dolor y está indicado para fases de crisis agudas, casos crónicos de enfermedades oncológicas o en procesos postoperatorios. Estos medicamentos tienen unos potentes efectos calmantes pero también pueden presentar unos importantes efectos secundarios, como la somnolencia, alteración del juicio, disminución de los reflejos y estreñimiento, entre otros. Además pueden producir dependencia si se administran durante un periodo prolongado de tiempo. De todos modos, el balance entre beneficios, riesgos e inconvenientes es incierto debido a la escasez de datos sobre su eficacia y seguridad a largo plazo, y por la dependencia física y psicológica que provocan. En cualquier caso, este tipo de tratamiento sólo debe administrarse bajo prescripción médica.

loading...
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies