Coronavirus (COVID-19): consulta toda la actualidad en la página web oficial Saber más

undefined imágen de artículo

¿Cómo es una operación de cataratas?

Su desarrollo se asocia comúnmente al proceso de envejecimiento, sin embargo, existen factores ligados a traumatismos, exposición a radiación, miopía alta, consumo de ciertos medicamentos, trastornos de metabolismo, diabetes y causas hereditarias, entre otros.


Cristalinos con cataratas

El sentido de la visión es un trabajo conjunto. Primero los cristalinos tienen la función de enfocar las imágenes que llegan a las retinas. Estas a su vez, captan esa información visual y la trasmiten al cerebro.


Particularmente, el cristalino se encuentra situado detrás del iris y en estado normal es transparente. Cuando un paciente padece de cataratas, el cristalino se nota opaco o con una turbidez difusa, alterando la visión. Las cosas pueden lograr lucir nubladas, borrosas o carentes de color.


Envejecer nubla la vista

De acuerdo a Especialistas, las cataratas son la causa más frecuente de ceguera en el mundo. Su desarrollo se asocia comúnmente al proceso de envejecimiento, sin embargo, existen factores ligados a traumatismos, exposición a radiación, miopía alta, consumo de ciertos medicamentos, trastornos de metabolismo, diabetes y causas hereditarias, entre otros.


Recuperar la visión sin dolor

Cuando la catarata es demasiado densa e impide en grado medio la visión, el tratamiento más indicado es una operación, la cual consiste en extraer el cristalino y colocar uno trasparente artificial, cuya función será enfocar nítidamente las imágenes.


La cirugía de catarata es una intervención breve, de rápida recuperación e indolora. Actualmente, tiene un alto grado de especialización y perfeccionamiento, gracias a la incorporación de tecnología avanzada, avances quirúrgicos y las mejoras a los lentes intraoculares que sustituyen al cristalino.


En términos generales, se realizará una incisión de aproximadamente 3 milímetros por donde se retirará el cristalino dañado. Por ahí mismo se introduce la lente intraocular. Como la incisión es tan pequeña, en ocasiones puede no necesitar sutura y sí es el caso, basta con un punto. El procedimiento sucede en cuestión de minutos, entre 15 a 30.


Por otro parte, los lentes intraoculares poseen una potencia óptica calculada antes de la operación mediante ecografía. Hay de tres tipos: monofocales, multifocales y tóricas. Los primeros están diseñados con un solo foco para una visión a larga distancia. Los de tipo multifocal tienen una visión cercana-lejana (bifocal) o una de tipo cercana-intermedia-lejana (trifocal). Las tóricas corrigen el astigmatismo.


Síntomas después de la operación

Un paciente recién operado de cataratas comúnmente se retira a su casa pasadas un par de horas después de la intervención. Especialistas aseguran que la visión a las primeras horas será borrosa. Después de un día se espera que haya mejorado entre un 95% y 100%.


Los cuidados son mínimos: ponerse las gotas medicadas, ya sean antibióticos o antiinflamatorios, no realizar esfuerzos físicos, no frotarse los ojos, procurar dormir boca arriba y utilizar gafas de sol al salir a la calle. Los síntomas postoperatorios son indoloros y van desde sequedad ocular, deslumbramiento o sensación de arenilla en los ojos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Política de cookies