Intolerancia a la lactosa

Especialidad en Aparato digestivo

La intolerancia a la lactosa es una intolerancia alimentaria que se produce tras la ingesta de lactosa. Para poder digerir la lactosa, el cuerpo necesita una enzima llamada lactasa. La intolerancia a la lactosa se produce cuando el intestino delgado no produce una cantidad suficiente de lactasa. Para diagnosticar esta intolerancia se pueden realizar tres pruebas médicas: prueba de aliento para lactosa-hidrógeno, prueba de tolerancia a la lactosa y pH de las heces. El único tratamiento para la intolerancia a la lactosa es reducir o evitar su ingesta.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso.

Política de cookies