La Abdominoplastía como solución para el exceso de piel y grasa abdominal

La Abdominoplastía como solución para el exceso de piel y grasa abdominal

Top Doctors
La redacción de Top Doctors
Top Doctors
Escrito por: La redacción de Top Doctors
Editado por: TOP DOCTORS® el 04/05/2023

La Abdominoplastia, también conocida como Lipectomía Abdominal, es un procedimiento quirúrgico que consiste en la eliminación del exceso de grasa y tejido cutáneo en la zona abdominal.


La Abdominoplastía se realiza mediante una incisión en la región abdominal donde se reseca ese tejido exuberante desde el ombligo hacia abajo hasta la región pubiana. En algunos casos, se puede combinar con una Lipoescultura para lograr una armonía en el tronco, lo que se llama actualmente Lipoabdominoplastía. Es un procedimiento que se realiza bajo Anestesia General y el paciente puede permanecer una noche en el hospital.


Requisitos de peso o IMC

No hay un requisito específico de peso o IMC para ser candidato a una Abdominoplastía, aunque se evalúa y determina que el IMC en ese paciente sea alrededor de 32 a 35 como máximo. Sin embargo, esto dependerá de cada persona, de su evaluación y de lo que se desea lograr, así como sus condiciones generales.


Preparación y procedimiento

Una vez que el paciente ha sido evaluado y se ha determinado que está en condiciones para la cirugía, se le prepara para la misma. Esto incluye un lavado intestinal para dejar despejado el intestino y un ayuno de aproximadamente 8 horas previo a la cirugía.


Durante la Abdominoplastía, se realiza una incisión que se planifica de acuerdo con cada paciente. Se lleva a cabo una resección de todo el tejido, piel y tejido adiposo en exceso, en la zona que va desde el ombligo hasta la región del pubis. Se determina la cantidad del tejido exuberante, se realiza un diseño de resección en forma transversal en figura elíptica que tiene distintas variantes (dependerá del cirujano), y se efectúa un corte completo que incluye piel y todo el tejido graso. La piel que está sobre la región del ombligo se prepara y se despega para permitir el descenso y cubrir todo el tejido que se resecó. La cicatriz resultante es una línea transversal sobre el pubis hacia cada lado de la cadera. Con el tiempo, esta cicatriz será menos imperceptible, pero se deben usar láminas compresivas y un gel especial para atenuarla.


La intervención habitualmente demora entre 2 horas y media hasta 3 horas, al agregar una Lipoescultura se tarda 1 hora más.


Riesgos y complicaciones

Existen riesgos generales y específicos asociados con la Abdominoplastía. Los riesgos generales incluyen sangrado, infección o problemas con la anestesia. Para evitar el sangrado, se realizan exámenes previos y se utilizan técnicas para estabilizarlo durante la cirugía. Para disminuir la posibilidad de infección, se utilizan antibióticos endovenosos durante la cirugía y en el posoperatorio, y durante los primeros 5 a 7 días se prescribe antibiótico en forma oral.


Los porcentajes de complicaciones son bajos, y en caso de algún efecto adverso, se maneja por la experiencia del equipo médico y en el lugar adecuado donde se va a realizar la intervención quirúrgica.


Las complicaciones específicas pueden incluir una sobre-expectativa de la cirugía o irregularidades en el resultado o planificación. Es importante que en la conversación entre el paciente y el médico se definan claramente las expectativas y los resultados de la cirugía.


Resultados favorables

La Abdominoplastía tiene resultados absolutamente favorables, dejando a los pacientes satisfechos. Este procedimiento es especialmente efectivo para quienes han tenido varios hijos y presentan flacidez, exceso de piel y grasa abdominal. Esta cirugía ayuda a reestablecer el tono muscular y la musculatura de la pared abdominal, lo que resulta en un abdomen plano.


Recuperación posoperatoria

Después de la cirugía, se debe cumplir con reposo relativo, lo que significa que el paciente debe caminar dentro de su hogar y no salir para evitar cualquier golpe o movimiento inesperado. El uso de medias antiembólicas es necesario para prevenir el Tromboembolismo, así como el uso de una faja y un drenaje que se va midiendo según las indicaciones. La faja elástica es ideal para comprimir, pero no apretar para no alterar la circulación local.


El paciente debe dormir semi-sentado con las rodillas y caderas flexionadas para no tensar la zona de la intervención. También es importante que siga una alimentación balanceada y adecuada para su recuperación. En el caso de la Lipoescultura se hacen Drenajes Linfáticos.


Posteriormente, se le indica aumentar las actividades. Al mes de la intervención, según evaluación (grado de inflamación, cicatriz, Edema), se le indicará el reinicio de actividades normales y ejercicios en forma gradual y progresiva.


Cuando ha pasado más de 3 meses, ya puede usar prendas más ajustadas. En cuanto al ejercicio, habitualmente al mes o mes y medio, una vez que se haya evaluado las condiciones generales, debe ser progresivo y gradual.


Alternativas no quirúrgicas a la Abdominoplastía

Existen opciones no quirúrgicas para reducir la grasa abdominal, como la Liposucción, pero deben ser evaluadas, si hay pacientes que no desean tener una cicatriz larga, una de las alternativas es una Liposucción, aunque visualmente se observará menos grasa, pero aumenta la cantidad de arrugas o pliegues, por lo tanto, no será el resultado ideal en el paciente.

Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva