Conoce todos los beneficios del Lifting Cérvico-Facial

Conoce todos los beneficios del Lifting Cérvico-Facial

Editado por: Vanessa Calvo Camacho el 19/06/2023

Se recomienda el Lifting en plano profundo, conocido como Deep Plane, debido a sus resultados naturales, duraderos y efectivos en el manejo de la laxitud de los tejidos, la piel del área mandibular y cuello.

 

¿En qué consiste en Lifting Cérvico-Facial?

El Lifting Cérvico-Facial es un procedimiento diseñado para restaurar la apariencia juvenil del rostro. A través de un enfoque integral, se trabaja tanto en la piel superficial como en las estructuras más profundas y los músculos faciales responsables de nuestras expresiones.

Las incisiones utilizadas durante la cirugía varían según la técnica empleada. En general, se realiza una incisión prepilosa a lo largo de la línea del cabello, que desciende y se oculta detrás del trago (protuberancia de la oreja).


Después, se dirige hacia el pliegue o surco posterior de la oreja, continuando hacia la región posterior del cabello. Estas incisiones permiten realizar los ajustes necesarios en los tejidos sin dejar marcas visibles.


¿Qué esperar del procedimiento?

El paciente debe saber que los resultados de la cirugía no son permanentes, ya que el proceso de envejecimiento continúa. Sin embargo, el Lifting Cérvico-Facial brinda la oportunidad de retroceder en cierta medida el reloj del tiempo y recuperar la apariencia de hace algunos años.


La duración de los efectos suelen variar según los cuidados posteriores y, en algunos casos, se realizan retoques para mantener los resultados a largo plazo.

En cuanto a la edad recomendada para someterse a un Lifting Cérvico-Facial, puede ser a partir de los 40 años. No obstante, también depende de las características individuales de cada paciente.


Algunas personas presentan signos de envejecimiento más temprano, mientras que otras mantienen una buena elasticidad y calidad de la piel incluso en sus 50 o 60 años. Por lo tanto, la decisión de realizar la cirugía se basa en una evaluación personalizada.

 

Existen diversas técnicas utilizadas en el Rejuvenecimiento Facial, depende del Cirujano que lo lleve a cabo, por ejemplo, en mi práctica médica suelo combinar la eliminación del exceso de piel con la reposición de volumen. Este último aspecto se logra gracias a la inyección de grasa autóloga, es decir, utilizando la grasa del propio cuerpo del paciente.

Esta técnica permite restaurar los volúmenes faciales perdidos con el tiempo.


Durante los primeros días posteriores a la Cirugía Lifting Cérvico-Facial, es fundamental seguir las indicaciones del Médico y descansar adecuadamente. Además, es posible que se requieran sesiones de Kinesiología para ayudar a reducir la inflamación y facilitar una recuperación más rápida y cómoda.

Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva en Lo Barnechea