Cosmeticorexia: adicción de las adolescentes por productos cosméticos

Cosmeticorexia: adicción de las adolescentes por productos cosméticos

Top Doctors
La redacción de Top Doctors
Top Doctors
Escrito por: La redacción de Top Doctors
Editado por: TOP DOCTORS® el 07/02/2024

Si bien es verdad que es importante cuidar la piel desde temprana edad, existen consecuencias si se aplican productos incorrectamente y sin supervisión de un especialista.


La Cosmeticorexia puede definirse como la compra compulsiva de cosméticos en especial por adolescentes e incluso niñas. A partir de tendencias en redes sociales, sobre todo en TikTok, acerca de las llamadas rutinas de skincare, adolescentes buscan cada vez más obtener la piel perfecta que se ve reflejada en estos contenidos.


De acuerdo a los especialistas, la piel de un adolescente sólo requiere de dos aspectos para cuidarla: hidratación y protección solar. No necesitan ningún tipo de producto antienvejecimiento, como contornos de ojos, cremas antimanchas o antiarrugas. Sin embargo, se ha observado que la compra de estos cosméticos entre adolescentes ha ido en aumento.


Consecuencias de utilizar cosméticos de manera incorrecta

Es importante cuidar la piel desde una edad temprana, pero existen consecuencias si se aplican productos incorrectamente y sin la supervisión de un especialista. Uno de los riesgos es que estos jóvenes terminen desarrollando problemas de piel que posteriormente no saben cómo resolver.


Para intentar solucionar los problemas dermatológicos ocasionados, los adolescentes compran más productos sin contar con el conocimiento necesario de cómo y para qué utilizarlos, es por esto que la única alternativa valida es acudir con un especialista en el cuidado de la piel.


Hábitos saludables para la piel en la adolescencia

Algunos hábitos que pueden adoptar los adolescentes y que son saludables para su piel son seguir una alimentación diversa y equilibrada, hacer ejercicio regularmente, evitar el consumo de sustancias tóxicas, proteger la piel adecuadamente contra los efectos nocivos del sol y buscar la orientación de un Dermatólogo ante problemas cutáneos, como el Acné, para reducir al mínimo o tratar las posibles cicatrices que puedan resultar.


Además, un hábito de sueño saludable es indispensable, ya que las células del cuerpo se regeneran mientras dormimos y el no descansar lo suficiente puede afectar el aspecto de la piel.


Es importante mencionar que a partir de los 25 años se recomienda comenzar con una rutina del cuidado de la piel más compleja.