undefined imágen de artículo

Suicidio: Principales causas por las que existe una idea o intento

Escrito por: Dr Alejandro Gómez Chamorro

Psiquiatra

El suicidio es una causa de muerte prevenible que se presenta en personas con trastornos psiquiátricos.


Factores que influyen en un suicidio

El suicidio es un problema que ha ido creciendo en Chile. Existen diferentes factores de riesgo suicida, los cuales son:

1-     Enfermedades psiquiátricas: Incluye trastornos del ánimo, trastorno bipolar, esquizofrenia, abuso o dependencia del alcohol o sustancias, trastornos alimenticios, trastorno de pánico y trastorno obsesivo compulsivo

 

2-     Intentos e ideas suicidas: Un intento suicido eleva un 40% la probabilidad de autoeliminación. Se estima que la mitad de las personas que se suicidan es porque ya lo han intentado antes. Las ideas suicidas se desencadenan por depresión¸ baja autoestima y percepción de escaso control de la vida propia

 

3-     Suicidio y conducta suicida en la familia: El suicidio y la conducta suicida son altamente familiares, y se transmiten independientemente de la enfermedad psiquiátrica

 

4-     Eventos vitales y apoyo social: Influyen conflictos, rupturas, problemas en el trabajo o desempleo, problemas financieros, duelo, violencia doméstica y dificultades de vivienda. Estos eventos dependen de la etapa de vida de la persona, por ejemplo, en los adolescentes y jóvenes las mayores causas son por situaciones de disfunción familiar, abuso físico o sexual, exposición a otros suicidios, mientras que, en la edad mediana por dificultades económicas, laborales, enfermedades, soledad y dificultades de vivienda

 

5-     Enfermedades: El padecer alguna enfermedad aumenta de una manera significadita el riesgo a suicidarse. Algunas son: SIDA, epilepsia, enfermedades de la médula espinal, daño cerebral y cáncer

 

6-     Factores psicológicos y cognitivos: Depresión, desesperanza, rigidez cognitiva, consideración del suicido como algo aceptable, incapacidad de resolver problemas, introversión y psicoticismo

 

7-     Otros factores: Hipocolesterolemia, tabaquismo, pobreza y crisis sociales

 

Síntomas y signos que alertan un suicidio

-         Ansiedad severa

-         Insomnio global

-         Agitación depresiva

-         Irritabilidad extrema

-         Estados psicóticos

-         Empeoramiento o mejora inexplicable del estado de ánimo

-         Inicio o incremento de consumo de alcohol o sustancia

-         Deterioro de la conducta social y laboral

-         Hablar sobre el suicidio con otras personas

-         Conducta impulsiva y agresiva

-         Autoagresión (provocarse cortes)

-         Conductas de ensayo suicida

-         Intención de hacer un viaje inexplicable

-         Actitud de rechazo al obtener ayuda de alguien 

-         Escribir cartas o notas de despedida

 

Diagnóstico y evaluación

Posterior al factor de riesgo, la persona tiene una etapa de severidad clínica donde aparecen los intentos o ideas suicidas, éstas pueden aparecer o agravarse al consumir alcohol y otras sustancias. Aquí es donde el especialista en Psiquiatría y Salud Mental interroga al paciente.


En algunos casos, los pacientes experimentan sensaciones positivas tras pensar en el suicidio, lo cual debe ser considerado una señal de riesgo. Lo contrario ocurre cuando se siguen de angustia, culpa o vergüenza. La actitud del sujeto frente a sus propios pensamientos suicidas tiene gran importancia. Algunos pacientes aseveran que no llevarán a efecto el acto suicida ya que ello dañará a sus seres queridos. En casos opuestos acogen las ideas como una solución o forma de terminar un sufrimiento, minimizando el impacto del suicidio sobre los demás, o incluso sosteniendo que estarían mejor. En casos intermedios encontramos indiferencia o ambivalencia, detectada esta última como una actitud oscilante o cambiante.

Los componentes de la evaluación son: evaluación psiquiátrica (existencia de trastornos psiquiátricos y síntomas), suicidalidad (evaluación de ideas e intentos suicidas), factores psicosociales (eventos vitales o agravadores de la crisis), desesperanza, contexto, balance entre factores de riesgo y factores protectores, y estimulación de riesgo.


Tratamiento

El tratamiento de pacientes suicidas es frecuentemente multidimensional, involucrando aspectos biológicos, psicológicos y familiares. Por esta razón requiere un abordaje multidisciplinario. Cuando es un equipo el que se hace cargo del paciente debe existir una coordinación estrecha y precisarse las responsabilidades de cada profesional ante la eventualidad de una nueva emergencia.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso.

Política de cookies