Bronquitis crónica

Especialidad en Broncopulmonar

 
La bronquitis crónica, también conocida como enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), es la inflamación persistente del revestimiento interior de los bronquios que provoca disnea, tos leve persistente y mucosidad. Según su progresión, la dificultad para respirar puede limitar la capacidad de la persona para llevar una actividad cotidiana normal. Entre sus complicaciones más graves se encuentran la hipertensión pulmonar, la respiración jadeante y/o ahogo, la obstrucción crónica de los bronquios, y el desarrollo de neumonía, tuberculosis y enfisema. Su origen está asociado a diversos factores: tos persistente con flema, propia de un resfriado mal curado; tabaquismo, en un 80% de los casos; exposición continuada a humos, polvo, o agentes que irritan las mucosas, propia de algunas actividades laborales; o deficiencia hereditaria relativamente rara de una proteína llamada alfa-1-antitripsina, encargada de proteger el tejido pulmonar de la inflamación ocasionada por las infecciones y de ciertas inhalaciones irritantes, como el humo del tabaco. Los tratamientos más eficaces para reducir la irritación de los tubos bronquiales son el abandono del hábito de fumar, así como la administración de medicamentos antibióticos, expectorantes (excepto los antitusivos), y el uso de broncodilatadores (para abrir las vías respiratorias). Cuando la bronquitis crónica es grave es necesario realizar un cultivo de esputo para comprobar la necesidad de un cambio de tratamiento.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso.

Política de cookies