Coronavirus (COVID-19): consulta toda la actualidad en la página web oficial Saber más

Histerectomía

Especialidad en Ginecología y Obstetricia

La histerectomía consiste en la extirpación del útero o matriz, cavidad que permite alojar al bebé y su crecimiento durante el embarazo. Está formado por la parte superior o cuerpo uterino (donde se encuentra la cavidad uterina) y la parte inferior o cuello uterino. La histerectomía podrá ser total, al extirpar ambas partes, o sub-total, extrayendo únicamente una de estas. La decisión de practicar una histerectomía puede derivarse de miomas uterinos, sangrados menstruales excesivos, endometriosis grave, prolapso uterino, cáncer de cuello uterino, cáncer de cuerpo uterino o cáncer de ovarios, entre otros motivos o patologías. Existen diversas técnicas para practicar la histerectomía, pudiendo ser vaginal (en casos de prolapso), abdominal (con incisión transversal o longitudinal y para casos excepcionales) o laparoscópica (técnica mini-invasiva más utilizada). La recuperación y vuelta a la rutina de la paciente dependerá de la evolución personal. Sin embargo, sí que se desaconseja conducir hasta poder accionar los pedales correctamente, así como mantener relaciones sexuales durante los 40 días posteriores a la intervención, ya que podría abrirse el techo de la vagina suturado. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Política de cookies