Inestabilidad de la Rótula

Top Doctors
Escrito por: La redacción de Top Doctors
Creado: 2024-07-18

¿Qué es la Inestabilidad de la Rótula?

La Inestabilidad de la Rótula o Inestabilidad Rotuliana es una condición en la cual la rótula (patela) se desplaza fuera de su posición normal en la parte frontal de la rodilla, causando dolor y disfunción. Esto puede ocurrir debido a una variedad de factores, incluyendo lesiones traumáticas o anomalías anatómicas.



Tipos de Inestabilidad de la Rótula

Se pueden provocar diversos desequilibrios en la rótula, entre los que se encuentran:

  • Inestabilidad aguda: Suele ocurrir por un evento traumático, como una caída o un golpe directo
  • Inestabilidad crónica: Se caracteriza por la repetición de episodios de inestabilidad, a menudo debido a problemas anatómicos o laxitud ligamentosa


Otros tipos de inestabilidad que se pueden presentar son desequilibrios con desplazamiento de la Rótula, luxación de la Rótula, subluxación Recidivante, Síndrome Rotuliano e Hidrartrosis.


Pronóstico de la enfermedad

El pronóstico varía dependiendo de la severidad y la causa subyacente. Con tratamiento adecuado, muchos pacientes experimentan una mejora significativa. Sin embargo, algunos pueden necesitar cirugía para estabilizar la rótula y prevenir futuras dislocaciones.


Síntomas

Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor en la parte frontal de la rodilla
  • Sensación de inestabilidad o que la rodilla "cede"
  • Hinchazón alrededor de la rótula
  • Dificultad para mover la rodilla
  • Chasquidos o crujidos durante el movimiento


Pruebas médicas para diagnosticar

Para diagnosticar la Inestabilidad de la Rótula es fundamental que se realice un examen físico, que evalúe la movilidad y estabilidad de la rótula, el cual estará acompañado por pruebas de imagen por Resonancia Magnética (IRM) y Radiografías para detectar daños en los tejidos blandos, observar la alineación ósea y descartar fracturas.


¿Cuáles son las causas de la Inestabilidad de la Rótula?

La Inestabilidad de la Rótula suele producirse debido a:

  • Lesiones traumáticas: Golpes directos o caídas
  • Anomalías anatómicas: Displasia femoropatelar o rotaciones anormales del fémur
  • Laxitud ligamentosa: Ligamentos débiles o elásticos
  • Problemas musculares: Desequilibrio muscular que afecta la alineación de la rótula


¿Se puede prevenir?

Algunas medidas preventivas incluyen el fortalecimiento de los músculos del muslo, especialmente el cuádriceps, uso de rodilleras estabilizadoras durante actividades deportivas, y evitar actividades que impliquen un alto riesgo de lesión para la rodilla.


Tratamientos para la Inestabilidad de la Rótula

La Fisioterapia es la principal opción de tratamiento para la Inestabilidad de la Rótula, conformada por ejercicios para fortalecer los músculos y mejorar la estabilidad. Es importante que la terapia física sea siempre prudente y moderada, indolora y sin exceso de resistencia. Además, si hay lesión del cartílago se realizarán contracciones isométricas.


Otras opciones de tratamiento incluyen inmovilización de la rodilla, mediante el uso de férulas o rodilleras para limitar el movimiento, medicamentos antiinflamatorios y analgésicos para reducir el dolor y la inflamación. En algunos casos, se recomienda la Cirugía con procedimientos como la realineación de la rótula o la reconstrucción ligamentosa en casos severos.


¿Qué especialista trata la Inestabilidad de la Rótula?

Los especialistas que tratan la inestabilidad de la rótula incluyen Ortopedistas, especialistas en el diagnóstico y tratamiento de problemas óseos y articulares, y Fisioterapeutas, profesionales en la rehabilitación y fortalecimiento muscular.