Dolor Crónico: beneficios del ejercicio y la actividad física

Dolor Crónico: beneficios del ejercicio y la actividad física

Top Doctors
La redacción de Top Doctors
Top Doctors
Escrito por: La redacción de Top Doctors
Editado por: TOP DOCTORS® el 27/03/2023

Es común que las personas con Dolor Crónico desarrollen miedo a moverse porque temen sentir Dolor frente a cualquier actividad que realicen, este fenómeno se llama “kinesofobia”; no obstante, el evitar el movimiento puede ser perjudicial y llegar a limitar de manera importante su funcionamiento en el día a día.


El ejercicio y la actividad física son pilares fundamentales del Tratamiento del Dolor Crónico, sin embargo, es lógico que usted piense que, ante esta condición, realizar cualquier ejercicio como caminar o saltar puede agravar el proceso de recuperación.


Se ha observado que el ejercicio mejora el acondicionamiento muscular y prepara al cuerpo para volver a retomar la actividad normal. La realización de actividad física puede romper con el círculo vicioso de dolor-inmovilidad-dolor y ayudar a sanar. El ejercicio aumenta las endorfi­nas propias del cuerpo, lo cual, además de otorgar alivio del Dolor, le dará energía y aumentará la sensación de bienestar general. El ejercicio no debe causar sufrimiento ni mayor Dolor, para ello es importante que esté indicado y/o acompañado de un equipo de rehabilitación preparado.


¿En qué más ayuda el ejercicio?

-       Mejora el acondicionamiento físico global; capacidad aeróbica, muscular, flexibilidad y equilibrio (esto facilita el movimiento y la realización de las actividades del día a día)

-       Mejora la composición corporal (el peso) y su imagen

-       Favorece su autoconfi­anza, Autoestima y ánimo

-       Ayuda a obtener una mejor calidad de sueño

-       Previene y disminuye el Estreñimiento

-       Mejora la salud en general y optimiza el control de enfermedades a nivel de corazón, pulmón, colesterol, presión arterial y control de la glicemia


¿Qué ejercicio hacer para mejorar el Dolor?

El médico determinará cuándo es seguro que usted empiece a realizar algún tipo de ejercicio y cuál es el más recomendado. Es importante partir lentamente e ir aumentando gradualmente la frecuencia y duración de las actividades. Es probable que usted requiera del apoyo de un terapeuta para guiar el entrenamiento y evitar lesiones. Las rutinas pueden establecerse de acuerdo a sus gustos, practicidad y utilidad.


Algunos ejercicios que frecuentemente practican personas con Dolor Crónico son: caminata rápida, baile, natación, bicicleta, yoga y tai chi.


Se sugiere que procure conocer su entorno: investigar si tiene alguna plaza cerca, gimnasio o actividades deportivas disponibles dentro de su comunidad, etc., muchas de estas actividades no requieren costo alguno. En caso de presentar nuevamente dolor, se sugiere evitar el reposo y quedarse en cama. Hay estudios que han mostrado que, en una crisis de Dolor, una caminata de 10 minutos, a un paso moderado (que permita mantener una conversación), puede llegar a ser tan potente en el manejo del Dolor como algunos analgésicos.

Kinesiología y Fisioterapia