El proceso de colocación de Implantes de Glúteos: Pasos y consideraciones importantes

El proceso de colocación de Implantes de Glúteos: Pasos y consideraciones importantes

Top Doctors
La redacción de Top Doctors
Top Doctors
Escrito por: La redacción de Top Doctors
Editado por: Vanessa Calvo Camacho el 06/06/2023

 Los Implantes de Glúteos son prótesis diseñadas para aumentar el volumen y la proyección de la zona.


Evaluación previa y preparación para la intervención

Antes de colocar los Implantes de Glúteos, es necesario realizar una evaluación previa del paciente. Durante este proceso, se discuten las expectativas del paciente en cuanto al volumen, proyección y consistencia que desea lograr con el implante.


Además, se realiza un examen clínico para determinar si es posible satisfacer esas expectativas con los Implantes de Glúteos.


Posteriormente, toca preparar al paciente, es importante la valoración mediante exámenes generales. Durante esta etapa, los candidatos son informados de algunas recomendaciones:

-       Evitar fumar

-       No ingerir medicamentos: como aspirina, anticoagulantes o suplementos como la vitamina E en un plazo de 15 días

-       El día de la cirugía se requiere ayuno de 8 horas

 

¿En qué consiste el procedimiento?

La cirugía de colocación generalmente se realiza bajo Anestesia General o Epidural. Es una intervención cuya duración aproximada es de 1 hora y media a 2 horas. Después del procedimiento, el paciente debe mantener reposo relativo durante un día y moderado entre 5 a 7 días. Es recomendable que el paciente no se siente directamente sobre los glúteos durante los primeros 10 días para asegurar una buena cicatrización del área intervenida.


Los Implantes de Glúteos están fabricados con prótesis especialmente diseñadas de gel de silicona de alta cohesividad. Estas prótesis tienen superficie lisa o microtexturizada y vienen en distintas formas, como redondas u ovaladas. Se colocan en el espesor de la musculatura, entre el glúteo mayor y el menor.


Cuidados posoperatorios

Respecto a la recuperación posoperatoria, el paciente suele permanecer una noche hospitalizado y recibe el alta al día siguiente. Los medicamentos recetados son relajantes para aliviar las molestias y contracturas musculares.


Durante la primera semana, es fundamental seguir un régimen alimenticio sin residuos y evitar la contaminación cerca de la incisión. Después de una semana, se evalúan las condiciones y resultados del paciente, y a los 10 días podrá sentarse usando un cojín especial que protege la cicatriz.


Cerca del primer mes, el paciente comenzará de forma progresiva la actividad física, dependiendo de su estado de salud.

 

Principales riesgos y alternativas no quirúrgicas

Los riesgos asociados a la Cirugía de Implantes de Glúteos son los habituales de cualquier procedimiento quirúrgico, como Infección, Sangrado o complicaciones relacionadas con la Anestesia.


Por otro lado, también como problemas en la creación del bolsillo o la ubicación adecuada del implante, dependen de la experiencia del Cirujano, si es experto, los riesgos son mínimos.

 

Existen alternativas no quirúrgicas a los Implantes de Glúteos, como los Inyecciones de Ácido Hialurónico o la Lipotransferencia. Pero, es necesario evaluar cada caso de manera individual, pues en la Lipotransferencia, se utiliza el propio tejido graso del paciente para aumentar el volumen de los glúteos, la cantidad de grasa disponible y el metabolismo del paciente son elementos que determinarán cuánta grasa transferida se absorberá con el tiempo.


En cuanto al Ácido Hialurónico se requieren grandes cantidades para rellenar esta área, lo cual puede resultar costoso y conlleva un porcentaje importante de reabsorción del material.

Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva