Virus Respiratorio Sincitial: Impacto que tiene en los pequeños

Virus Respiratorio Sincitial: Impacto que tiene en los pequeños

El Virus Respiratorio Sincitial es una infección que afecta principalmente las vías respiratorias, tanto las altas como las bajas.


El VRS es una infección problemática en su primera aparición en la vida, ya que, aunque las reinfecciones posteriores pueden resultar en Resfriados más leves, la primera infección es más severa. Afecta principalmente a niños pequeños durante los dos primeros años de vida.

 

Síntomas: un comienzo en las Vías Respiratorias Superiores

La manifestación de esta infección comienza en las vías respiratorias superiores, como coriza o secreción nasal. Al tercer día, el virus desciende hacia las vías respiratorias inferiores, provocando una obstrucción progresiva. La descamación del epitelio, el revestimiento interno de los bronquios, crea tapones en los bronquiolos terminales, generando dificultades respiratorias y Sibilancias.


En casos severos, en un pequeño porcentaje, el virus ocasiona Insuficiencia Respiratoria, lo que suele llevar a hospitalización y oxigenoterapia. Esto se realiza mediante diversas técnicas, como cánulas nasales y ventilación no invasiva. Aunque el proceso es autolimitado y generalmente evoluciona hacia la gravedad en un período de tres a cinco días, algunos pacientes requerirán intervención médica.

 

Impacto en los pequeños y factores de riesgo

Los menores de seis meses, en particular los prematuros y aquellos con problemas cardíacos o pulmonares, están en mayor riesgo debido a su reserva respiratoria limitada. Durante la pandemia, hubo un aumento en la cantidad de niños susceptibles, lo que resultó en una mayor hospitalización de pequeños.

 

Estrategias de prevención y transmisión

A diferencia de la COVID-19, el Virus Respiratorio Sincitial se transmite principalmente por las manos y la Tos a distancias cortas. En tiempos de epidemia, se debe evitar exponer a los niños pequeños a lugares con alta concentración de preescolares, como jardines infantiles y colegios. El lavado de manos y el uso de mascarillas en caso de enfermedad son medidas importantes para prevenir la transmisión.


Estacionalidad y futuro

En cuanto a la temporada epidémica del virus respiratorio, varía según la ubicación geográfica. En climas templados como el de Chile, donde las latitudes son similares a las de Europa, las epidemias suelen ocurrir durante los meses de invierno, mientras que, en climas tropicales, la temporada puede ser más extensa.


Actualmente, no existe una vacuna disponible para el VRS, aunque se están desarrollando varias en distintas etapas de prueba. Además, se han usado anticuerpos monoclonales como tratamiento, especialmente en pacientes de alto riesgo como prematuros y aquellos con problemas cardíacos congénitos. Estos tratamientos reducen la gravedad de la infección.

Broncopulmonar Infantil en Las Condes