Coronavirus (COVID-19): consulta toda la actualidad en la página web oficial Saber más

Alergia picadura avispa

Especialidad en Inmunología y Alergias

La alergia a la picadura de avispa o la picadura de abeja es una reacción al veneno de estos insectos. Las avispas suelen ser muy agresivas y pueden retirar el aguijón de la piel donde se ha producido la picadura para recuperarlo, en cambio las abejas lo dejan clavado en la piel, donde la bolsa del veneno inicia una contracción rítmica que la bombea al afectado. Estas picaduras suelen ser muy molestas, según la zona y la sensibilidad de la persona, y en algunos casos puede ser hasta mortal. Los síntomas más comunes que se presentan tras una picadura de avispa son la inflamación y el dolor de la zona afectada durante de más de un día, la urticaria, el ahogo, las bajadas de tensión, y la inestabilidad, síntomas que pueden conducir a una reacción anafiláctica que debe ser tratada con urgencia. La limpieza de la zona y el frío local disminuyen esta hinchazón pero es importante extraer el aguijón de la piel en caso de estar presente y acudir a un servicio de urgencias para recibir el tratamiento adecuado.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Política de cookies